647 749 084 info@fertem.es

Ginecomastia 

La ginecomastia es una malformación que afecta al género masculino, se trata de un aumento de volumen de ambas mamas. La mayor parte de las veces se debe a una hipertrofia o aumento de volumen de la glándula mamaria. En otros muchos casos se debe exclusivamente a un aumento del tejido adiposo.

Esta malformación puede ser secundaria a otras patologías como déficit de testosterona, exceso de progesterona, enfermedades del tiroides, tumores testiculares…

¿Quiere hacerse una ginecomastia?

 

Los pacientes a los que recomendamos una ginecomastia son los que tienes el volumen de las mamas de mayor tamaño que lo habitual.

Existen otros tipos de ginecomastia que se dan por razones fisiológicas como son la ginecomastia neonatal, puberal o senil. En el caso de la ginecomastia neonatal se debe a un exceso de estrógenos de la placenta de la madre. La puberal, los chicos adolescentes sufren un aumento transitorio del volumen de sus mamas secundario a alteraciones propias de la pubertad. En la  senil, los varones sufren un descenso de testosterona y un aumento de los estrógenos. Si el paciente está sano es susceptible de corrección quirúrgica.

La cirugía

 

El tratamiento de la ginecomastia siempre es quirúrgico, y los resultados son muy satisfactorios.

Se ha de realizar liposucción del tejido adiposo para reducir el volumen mamario y definir toda la zona del pectoral. Hacemos una exploración intraoperatoria, si la piel queda completamente adelgazada, uniforme y la glándula distribuida sin protuir, habremos finalizado. Si la glándula persiste, se debe extirpar. Hacemos una incisión periareolar en el borde de la areola y accediendo a la glándula mamaria para quitar el exceso, la piel debe quedar plana y adaptada al músculo pectoral.

Esta cirugía se hace con anestesia local y sedación y dura entre 60-90 minutos.

Le dejaremos un vendaje compresivo o chaleco compresivo. Pasará a una sala de reanimación y , una vez se recupere y sin dolor se irá a casa.

El postoperatorio 

 

Durante las primeras 48-72 horas estará en la fase inflamatoria más importante. Sentirá opresión, sensación de agujetas, dolor si intenta hacer fuerza con los brazos o elevarlos porque sus pectorales estarán inflamados. Debe tomar la medicación durante 7-10 días y esto hará que el postoperatorio sea cómodo, el mismo periodo que se considera para retomar la vida cotidiana.

Deberá usar el chaleco de compresión durante un mes, y es muy importante porque ayuda a que la piel se adapte y se “pegue” a sus pectorales para lograr el efecto deseado.

 

Antes y después 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies